Campaña #ChaoCarbón busca poner fin a las termoeléctricas a base de carbón

descarga

La campaña Chao Carbón explica que es una termoeléctrica de carbón es una industria contaminante y obsoleta, la cual genera   un gran daño a la salud de las personas, e incluso destruye el ecosistema. por ello en otros países han implementado otras maneras para evitar esto. El principal impacto de la generación termoeléctrica a carbón es la emisión de contaminantes   atmosféricos como material particulado, dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y metales pesados estos son materias perjudiciales a la salud de la población y los ecosistemas locales. adicionalmente emiten altos niveles de dióxido de carbono este interviene altamente en el calentamiento global.

Estos son un impacto profundo en la salud de la población y aún existen 28 termoeléctricas a carbón que aún quedan y se han intensificado por su instalación concentrada en cinco comunas como Coronel, Quintero Puchuncavi ,Huasco, Mejillones y Tocopilla estas cinco comunas se les conoce con el nombre de Zonas de sacrificio de Chile, estos sectores son de alta concentración industrial, en donde priorizan el establecimiento de polos industriales por sobre el bienestar de las personas y el medio ambiente. Las zonas de sacrificio son mayormente lugares con bajos ingresos, en los cuales se han instalado industrias declarando intenciones de desarrollo, además de mejoras en las condiciones de trabajo y vida para sus habitantes. sin embargo, los habitantes reclaman que la contaminación ha degradado su salud y bienestar, además de deteriorar los ecosistemas marinos y terrestres necesarios para su bienestar y desarrollo económico local.

entonces la iniciativa no más carbón la fundación Terram para educar sobre los impactos y alternativas al uso del carbón con el propósito de reducir las Zonas de sacrificio de Chile donde se encuentran plantas termoeléctricas operadas a carbón.

El 18 de enero de 2011, mediante la firma del actual presidente Sebastián Piñera, se aprobó el proyecto definitivo de la norma para regular las emisiones al aire de las centrales termoeléctricas, que estuvo en proceso de elaboración desde el año 1998. La normativa entró en vigencia en junio del mismo año, luego de ser publicado en el Diario Oficial. Esta norma, regula las emisiones de Material Particulado, Dióxido de Azufre, Óxidos de Nitrógeno, Mercurio y aunque no determina límites para la emisión de CO2, establece el monitoreo continuo de este gas en cada chimenea. Sin embargo, no establece límites para la emisión de otros contaminantes o metales pesados altamente nocivos para la población y el medio ambiente, como son el cadmio y el vanadio, responsables de variadas patologías médicas.

Un reflejo de ello es que la termoelectricidad con mayores índices de nocividad aquella basada en el uso de carbón y petcoke es la principal fuente de generación en los principales sistemas eléctricos del país, precisamente porque tiene los menores costos de generación por cada MWh inyectado al sistema. En este sentido, la supremacía del libre mercado por sobre las decisiones del Estado ha venido reflejando un conflicto evidente entre el logro de mayores índices de bienestar social o mejoramiento de la calidad de vida de la población, versus la rentabilidad de las generadoras. Las generadoras maximizan sus ganancias, dejando que la sociedad asuma el impacto social y ambiental debido a que el Estado no ha cumplido adecuadamente su rol de garantizar el bien común.

El costo de generación por cada unidad de termoelectricidad es mayor para la sociedad que para el mismo sector privado, concluyéndose entonces que la lógica de mercado en el sector eléctrico en cualquier otro sector , no ha sido capaz de prever, ni menos solucionar, el distinto impacto socio ambiental y económico de la termoelectricidad, enviando así señales económicas incompletas, y por tanto erróneas , sobre las ventajas comparativas del sector, razón por la cual resulta necesario regularlo. Las normas relacionadas con la termoelectricidad no han surgido por iniciativa de la institucionalizad pública, sino a partir de la denuncia y la presión social. En la misma línea, para el cumplimiento de estas normativas, ha sido indispensable la tarea fiscalizadora de las comunidades.

Los contaminantes emitidos en el proceso de combustión de carbón dañan y agravan la salud humana inmersa en el mundo industrializado. Dentro de los principales impactos está la afectación a los principales órganos del cuerpo, que genera enfermedades cardíacas, cáncer, accidentes cerebro vasculares, enfermedades respiratorias crónicas y afectación a las capacidades intelectuales y neurológicas , el impacto sobre la salud se observa a lo largo de todo el ciclo vital, pero especialmente en niños menores de 15 años y en mujeres durante su embarazo, por su parte, en Estados Unidos se ha demostrado que la contaminación por emisiones de centrales carboneras representan 4 de las 5 principales causas de muerte. impacto salud termoeléctricas.

Posible solución planteada

El plan de DES CARBONIZACIÓN, que incluya un reemplazo de las Termoeléctricas en Chile por energías limpias y renovables, comenzando por el cierre de las carboneras obsoletas en corto plazo, acelerando la ejecución de los Planes de Des contaminación y poniendo fin a los subsidios que reciben las carboneras en el pago por potencia.

Las organizaciones de las comunas de Tocopilla, Mejillones, Huasco, Quintero- Puchuncaví y Coronel, participaron en el encuentro Cierre de termoeléctricas a carbón en Chile un Desafío para los territorios y prioridades de incidencia en políticas públicas, concordaron con fortalecer las estrategias de trabajo  para lograr en el corto plazo el urgente cierre de las centrales termoeléctricas a carbón y término de las Zonas de Sacrificio. En dichas zonas se violan los derechos de sus habitantes y se afecta gravemente la salud y vida de la población; de esta situación destaca la bahía de Quintero y Puchuncaví que actualmente sufren una grave emergencia ambiental y sanitaria.

llaman al gobierno de Chile asumir la responsabilidad de resolver el doloroso estado en que viven estas comunas y a restaurar las condiciones ambientales que permitan el ejercicio del derecho constitucional a vivir en un medio ambiente libre de contaminación.  sólo en 5 comunas se concentran las 28 unidades termoeléctricas a carbón que operan en el país. De estas unidades, Tocopilla cuenta con 7, Mejillones con 8, Huasco con 5, Quintero Puchuncaví con 4 y finalmente Coronel con 3. La mayoría de estas comunas han sido declaradas zonas latentes o saturadas de emisiones contaminantes además los planes de prevención y Descontaminación decretados en las zonas latentes y saturadas han sido ineficaces al regirse por normas insuficientes para evitar los graves impactos a la salud y a los ecosistemas, careciendo de financiamiento. e incluso todas las etapas del ciclo del carbón como extracción, transporte, combustión y cenizas son altamente contaminantes y afectan de manera significativa la salud de las personas incluyendo al ecosistema. La explotación de carbón en Isla Riesco por parte del gobierno, constituye un nefasto subsidio ambiental al carbón y contradice el discurso de las autoridades en materia de cambio climático y promoción de energías limpias, estas comunas han sido denominadas zonas de sacrificio por la continua exposición a altos niveles de contaminación generando graves impactos sobre la salud y los ecosistemas locales. Actualmente en la zona de Quintero-Puchuncaví se han superado los 1.300 intoxicados durante el último mes y los recursos hidrobiológicos se encuentran contaminados. en estas zonas se vulneran los derechos humanos que son fundamentales a la salud y al medio ambiente libre de contaminación.

Incluso la iniciativa fue de Chile Sustentable que participa activamente en la discusión y tramitación de reformas a la institucionalizad, normativa vigente en materia de energía, agua, biodiversidad, recursos genéticos y derechos socio ambientales, a fin de consolidar un espacio para la participación democrática de la ciudadanía en la toma de decisiones sobre las políticas públicas.

nomascarbon

Se realizó e incluso con el hashtag para movilizar y ser más viral el tt #NOMASCARBON se denomina la campaña de concientización ciudadana que realiza Fundación Terram y que lanzó a través de la divulgación de un videoclip, el cual narra la historia del ‘Sr. Carbón el uso de este mineral ha logrado contaminar todo el medio ambiente así  afectando  la salud y calidad de vida de comunidades desprotegidas, en este caso, de los habitantes de la Zona de Sacrificio ambiental que componen las localidades de Puchuncaví y Quintero, en el norte de la Región de Valparaíso. El vídeo puede ser visto en el sitio web https://www.terram.cl/  además las personas pueden firmar apoyando esta causa. La campaña #NoMasCarbon también comprende la difusión de un segundo registro audiovisual e incluso el político Gonzalo Winter participo de la campaña  difundiendo el descontento de su parte frente a las termoeléctricas.

Las llamadas Zonas de Sacrificio en el país son definidas como hábitats de alta concentración industrial, principalmente de plantas termoeléctricas operadas en base a carbón, siendo el caso de las localidades de Mejillones, Tocopilla, Huasco, Puchuncaví-Quintero y Coronel. El video de la campaña fue realizado gracias a la alianza con Chao Pescao, Media Factor y el Programa de Donaciones Ambientales de Patagonia Inc.

varios famosos se han unido a esta campaña a través de mensajes en sus redes sociales crean difusión de este fenómeno debido a que Más del 30% de todas las emisiones del parque carbonero correspondió a Mejillones, mientras que un 22% fue en Puchuncaví y un 17% en Tocopilla, según consigna Chile Sustentable en 2017. el mensaje de los rostros de la televisión como Javiera contador expresaron lo siguiente “Sr. Presidente, por favor, cierre las Termoeléctricas a Carbón de las Zonas de Sacrificio de Chile. Nuestros compatriotas están muriendo”. #ChaoCarbón: La potente campaña que le pide a Piñera terminar con las termoeléctricas a carbón

algunos ciudadanos se manifestaron a través de las redes sociales como twitter una gran plataforma que genera controversias y polémicas entonces se involucraron en por qué  estar en contra de la utilización del carbón y comentaron lo siguiente  ” @pamelaa_poo  dijo Voy a adherir a la campaña de las bombillas y le cuento que las termos a carbón tienen nefastos efectos en la salud de nuestros compatriotas, la invito a decir #chaocarbon puede firmar  por la des carbonización de la matriz energética del país”.

“@ginniasa comento Ahora hay que exigir #ChaoCarbon no es posible en Chile se siga usando carbón, cuando hace tanto daño al planeta!”

me tome la libertad de realizar una encuesta a través de la red social twitter y el 45% está a favor de chao carbón mientras que el 10% está en contra y el 25% no conoce sobre esta iniciativa. por ello decidí compartir el video de los famosos pidiéndole al presidente dejar de trabajar con carbón y debido a ello las personas comenzaron a compartir el video y tener una opinión respecto al gran daño que ejerce el carbón. aunque también los ciudadanos se manifestaron en las redes sociales campaña nacional #chaocarbon en homenaje a los muertos de las zonas de sacrificio de Chile.

Los líderes de opinión de todos los sectores se unen para decir #ChaoCarbon la campaña que se propago el día de todos los muertos en homenaje hacia a todos los chilenos que padecieron en las zonas de sacrificio.

El llamado que le hacen al presidente Sebastián Piñera por parte de los dirigentes locales, organizaciones naciones, músicos, actores, parlamentario, concejales e incluso los periodistas fue el siguiente mensaje “Señor presidente, por favor, cierre las termoeléctricas a carbón de las zonas de sacrificio. Nuestros compatriotas están muriendo”.   Además, la exigencia que formula la campaña para que el jefe de Estado se haga cargo del mandato constitucional, ético y político de proteger el derecho de la vida y la salud de los chilenos a tener la posibilidad de subsistir en un ambiente libre de contaminación. Esta iniciativa surge como respuesta al apocalíptico escenario de más de mil quinientos niños y adultos intoxicados en Quintero y Puchuncavi quienes decidieron conformar una coalición de organizaciones regionales y nacionales para que Sebastián Piñera cierre las 28 termoeléctricas a carbón que operan en el país. Debido a su concentrada localización y contaminación, las termoeléctricas afectan gravemente a cinco comunas denominadas Zonas de Sacrificio como Tocopilla, Mejillones, Huasco, La bahía de Quintero-Puchuncavi y Coronel. Las intoxicaciones masivas sufridas en agosto y septiembre por la población de Quintero pusieron en evidencia el grave riesgo en el cual viven miles de compatriotas en estas zonas altamente contaminadas lo que significa que atenta contra los derechos humanos y las comunidades en todo el país, que no quieren ser cómplices de esta situación de persistente afectación a la salud y vida de nuestros compatriotas.

Actualmente, estas industrias que contaminan emiten un 97% del dióxido de azufre, e incluso un 91% del dióxido de carbono y un 88% del material particulado del parque eléctrico nacional. Estos gases afectan a Mejillones donde operan alrededor de 8 carboneras, Tocopilla con 7 carboneras, Huasco con 5, Quintero-Puchuncavi con 4 y Coronel con 3 situación ante la cual han sido evaluadas como zona latentes o saturadas de contaminantes, sobre la salud, procedentes de generación eléctrica basada en la combustión de carbón han sido alertados por la Organización Mundial de la Salud y ampliamente conocidos por la comunidad médica internacional, que realizo un llamado a cerrar o reconvertir dichas plantas como un imperativo para el resguardo de la salud pública.

Cuentan con más de un centenar de videos donde reúne tanto a líderes de opinión como a personas de las comunidades. Por ejemplo, a las mujeres de Zonas de Sacrificio, quienes se han organizado para dar a conocer a todo Chile la dura realidad de quienes viven día a día bajo la contaminación atmosférica, de aguas y de suelo. En el sitio web de la campaña www.chaocarbon.cl reúnen firmas para que el mensaje de destacados artistas, senadores, diputados, representantes de organizaciones ecologistas y las comunidades  para que llegue a los medios.

Una termoeléctrica a base de carbón es una industria que genera energía contaminante y obsoleta, que no solo daña persistentemente la salud de las personas, sino que también destruye el ecosistema. Por lo mismo, en muchos países desarrollados se eliminó este tipo de termoeléctricas por sus daños e impactos negativos. El principal impacto de la generación termoeléctrica a carbón es la emisión de contaminantes atmosféricos como material particulado (PM10), dióxido de azufre (SO2), óxidos de nitrógeno (NOx), y metales pesados (mercurio, vanadio y níquel), los que afectan gravemente a la salud de la población y los ecosistemas locales. Adicionalmente, emiten altos niveles de dióxido de carbono (CO2) que incide fuertemente en el calentamiento global, e incluso los graves impactos a la salud de la población que han generado por más de medio siglo las 27 termoeléctricas a carbón que aún quedan en Chile se han visto intensificados por su instalación concentrada en solo 5 comunas del país.

Dentro de los principales impactos que afectan a los principales órganos del cuerpo generando enfermedades cardiacas como cáncer, accidentes cerebro-vasculares, enfermedades respiratorias crónicas que además perjudican las capacidades intelectuales y neurológicas. El impacto sobre la salud se observa a lo largo de todo el ciclo vital, pero especialmente en niños menores de 15 años y en mujeres durante su embarazo.

En el marco de esta problemática, 17 organizaciones ambientales han planteado un movimiento ciudadano que plantea la necesidad de cerrar este tipo de industrias, diciendo en conjunto #ChaoCarbon para apoyar la causa se debe firmar la petición y hacerse parte de todos los que dicen no más carbón en Chile ni el mundo.

E incluso la directora de Chile sustentable hizo un llamado a través de una carta que fue publicada a través del diario el mercurio.

Señor Director:

Estamos consternados ante el poco avance de medidas que puedan solucionar la crítica situación de Quintero y Puchuncaví, una de las cinco “zonas de sacrificio” que han debido soportar por décadas la contaminación atmosférica y varias emergencias sanitarias, como la de La Greda en 2011, y más de 1.500 intoxicados durante el último mes. A ello se suma la muerte, aún no investigada, de uno de los máximos dirigentes del Sindicato N° 24 de Pescadores de Quintero. Para la ciudadanía no es ética ni políticamente aceptable que miles de compatriotas estén sometidos a estos riesgos a su integridad, y queremos interpelar al Estado a resolver la grave violación de derechos que sufren estas comunidades. Organizaciones nacionales y locales de las zonas de sacrificio de Tocopilla, Mejillones, Huasco, Quintero/Puchuncaví y Coronel hemos decidido articularnos para establecer demandas colectivas al Gobierno. Entre las prioritarias, para aplicar en las zonas latentes y saturadas, destacan: paralizar las operaciones de empresas contaminantes; instalar estaciones independientes de monitoreo; homologación inmediata de las normas de emisión con los estándares recomendados por la OMS; actualizar los Planes de Prevención y Descontaminación; incluir en la Propuesta Presupuestaria 2019 los recursos necesarios para la aplicación de las nuevas normas y planes, junto con otorgar recursos para que el Minsal realice Estudios Epidemiológicos, y apoyar la aprobación de la moción de la ley que permite no acoger proyectos contaminantes. Tenemos la convicción de que estas seis medidas serían la expresión de una clara voluntad política y significarían un importante avance para enfrentar adecuadamente la inaceptable situación de riesgo en que viven miles de chilenos en las zonas de sacrificio.

Sara Larraín

Directora ejecutiva Chile Sustentable

Chao-Carbón-Rodrigo-Hurtado-800x600 (1)

El presidente Sebastián Piñera tiene la oportunidad de decidir si apostara por el desarrollo que incluye no solo el componente económico, sino también la dimensión social y ambiental. En el siglo 21 ya no hay duda alguna, el carbón daña al extraerse y perjudica al quemarse y la decisión ante el uso de tronaduras en la más grande mina de carbón de Chile será el punto de inflexión para Isla Riesco, donde queman este carbón y el desafío que hoy posee la humanidad es terminar con la era de uno de los mayores contaminantes entre los combustibles fósiles.

vídeo campaña chao carbón

linea de tiempo chao carbón

video historia de chao carbón twitter oficial campaña Chao carbón petición para firmar campaña chao Carbón

linea de tiempotimeline

Advertisements

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s